Volver a la página principal

El Gofio en América

La conquista de América, y el consecuente movimiento migratorio de canarios, han hecho que esta palabra oriunda de las islas se llevara a Santo Domingo, Cuba, Colombia, Perú, México, Uruguay, y demás regiones de América. De esta forma, el gofio es actualmente consumido en muchos países americanos, tomando distintos nombres e incorporando algunos elementos locales, como cacao, azúcar y otros.

En Cuba, por ejemplo, se le llama quilele a un dulce de forma alargada que se hace de harina de maíz (similar al gofio) y azúcar, y que puede llevar algún condimento adicional.

La Real Academia Española (RAE) [Enlace externo, formato html] define pinol como la "harina de maíz tostado" utilizada en Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. Cuando se le añade cacao, en Costa Rica y Nicaragua se le llama pinolillo (pinol con cacao); cuando es endulzada y mezclada con cacao, canela o anís se le llama pinole en Ecuador, Guatemala y México. En Ecuador la harina de cebada tostada se le llama máchica, mientras que en Perú se mezcla con azúcar y canela.

Por su parte en Venezuela, los gofios y el tequiche son preparados con una base de papelón y harina de maíz tostado. En el caso del gofio se le añade jengibre y al tequiche leche de coco. Además, en varias zonas de Sudamérica se utiliza el café con leche y gofio para desayunar.