PLAN DE ACCIÓN TUTORIAL

(BASADO EN EL DESARROLLO DEL AUTOCONCEPTO)

 

 

 

EDUCACIÓN PRIMARIA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

Este Plan de Tutoría va dirigido a los alumnos de Educación Primaria, aunque es fácilmente generalizable a niños de Educación Infantil, tanto por sus objetivos como por la sencillez del tipo de actividades que se sugieren.

 

Respecto a los objetivos del P.A.T., éstos se centran en el desarrollo de una autoestima positiva de forma exclusiva, por lo que hemos obviado otros objetivos que el tutor puede añadir a su propio P.A.T, tales como la adquisición de hábitos y técnicas de estudio, desarrollo de actitudes, aprender a convivir, aprender a pensar, etc.

 

Tiene muchas ventajas desarrollar un plan basado en la autoestima porque necesariamente serán abordados una variedad de problemas y dificultades que manifiestan muchos de nuestros alumnos en el aula: la disciplina, la desgana en el estudio, la competencia e incompetencia en el esfuerzo personal, las conductas agresivas..., entre otras.

 

Desarrollar este programa es sencillo y las ganancias que se obtienen son bastante positivas en la mejora de las relaciones interpersonales y en el clima o ambiente de clase, que redundará en un mejor rendimiento y satisfacción.

 

El profesor tutor debe, inicialmente, familiarizarse con los conceptos de imagen personal, autoestima, autoconcepto, evolución del autoconcepto en las diferentes etapas del desarrollo, en las distintas dimensiones que incluye. Puede indagar luego cómo está la autoestima de sus alumnos para lo cual se incluyen algunos cuestionarios.

 

Es conveniente la autoaplicación del cuestionario para apreciar la habilidad del profesor en el fomento de la autoestima de sus alumnos.

 

Pueden seguirse las estrategias de tipo general que se proponen para favorecer la autoestima como una forma habitual de manejar la clase y las actividades propuestas, a desarrollar en la hora específica de tutoría.

 

 

 

 

IMAGEN PERSONAL Y AUTOESTIMA

 

 

Uno de los rasgos distintivos de la naturaleza humana es la posibilidad de ser consciente de sí mismo. A través de la adquisición de la conciencia de sí, las personas construyen su identidad personal, que por una parte permite diferenciarse de los otros y por la otra permite establecer las relaciones interpersonales.

 

El concepto de sí mismo se refiere a todas las percepciones que un individuo tiene de sí, con especial énfasis en su propio valer y capacidad.

 

El concepto de sí mismo está en la base de la autoestima. Ésta sería la suma de juicios que una persona tiene de sí misma. Sería el grado de satisfacción consigo mismo, la valorización de uno mismo.

 

El concepto de sí mismo se va formando gradualmente a través del tiempo y de las experiencias vividas por el sujeto. Hay algunas que por su intensidad o significación tienen más valor que otras: son las experiencias positivas o negativas que hemos ido viviendo a lo largo del tiempo y que han ido formando nuestra imagen personal.

 

 

IMPORTANCIA DE LA AUTOESTIMA EN LA EDUCACIÓN

 

La autoestima tiene que ver con el rendimiento escolar, con la motivación, con el desarrollo de la personalidad, con las relaciones sociales y con el contacto afectivo.

 

Cuando un niño tiene una buena autoestima, se sabe importante y competente; no se siente disminuído cuando necesita ayuda porque al reconocer su propio valer le es fácil reconocer el valor de los demás. Es responsable, se comunica bien y es capaz de relacionarse adecuadamente con sus iguales.

 

Un niño con baja autoestima no confía en sí mismo y tampoco confía en los demás. Suele ser inhibido, crítico, poco creativo o, como conducta compensatoria suele desarrollar una tendencia a menospreciar los logros de los demás, así como a tener conductas agresivas o desafiantes, con lo que a su vez es rechazado por los otros.

 

Es necesario que los profesores y los padres asuman un papel activo en el desarrollo de una autoestima positiva y tomen conciencia de los efectos emocionales que tienen la aprobación y el rechazo. Cada vez que se establece una relación, se está transmitiendo aprobación o desaprobación y, en esta misma medida, se van devolviendo o entregando características personales que pasan a integrar la autoimagen de esa persona.

De este modo, la interacción con el profesor va teniendo repercusiones en el sentimiento de confianza en sí mismo que desarrolla el niño, es decir, si siente que lo hace bien o mal.

 

Si el niño percibe que el profesor es cercano, acogedor y valorativo con los alumnos, va a introyectar formas de establecer relaciones interpersonales con estas características. Si por el contrario, observa y aprende formas distantes, críticas o descalificatorias de relacionarse, interiorizará en forma casi automática este tipo de interacciones.

 

Entre profesor y alumno se establece una relación circular. Si el niño tiene una autoestima alta, se comportará en forma agradable, será cooperador, responsable, rendirá mejor y facilitará el trabajo escolar. Por su parte, el profesor posiblemente será reforzante, estimulante y dará retroalimentación positiva, lo que hará que el niño se comporte mejor, y así sucesivamente, generándose un círculo virtuoso.

 

Si la autoestima es baja, se pondrá agresivo, irritable, poco cooperador, poco responsable. En tal situación es altamente probable que el profesor asuma una postura más crítica y rechazante frente al niño, quien a su vez se pondrá más negativo y desafiante, creándose así un círculo vicioso.

 

Por otro lado, se ha encontrado una relación entre la autoestima de los profesores y la autoestima de los niños. Los profesores con una buena autoestima son más reforzadores, dan más seguridad a los niños, están más satisfechos con su rendimiento escolar, desarrollan un clima emocional más positivo y sus alumnos se aprecian más contentos en la sala de clases. Los profesores con baja autoestima tienden a tener miedo de perder autoridad y usan una disciplina mucho más represiva; sus alumnos son menos creativos, no saben trabajar solos, son más tensos e irritables y dependen del control que el adulto ejerce sobre ellos.

 

 

 

 

 

 

  

DESARROLLO DEL AUTOCONCEPTO

Se distinguen 3 etapas en el desarrollo del autoconcepto:

ETAPA DEL SÍ MISMO PRIMITIVO:

Abarca desde el nacimiento hasta los 2 años.

Desde el momento que nace, el niño se relaciona interactivamente con sus padres, especialmente con su madre.

A partir de esas relaciones va desarrollándose el proceso de percibirse a sí mismo como una realidad diferente de los demás, haciéndose cada día un poco más autoconsciente.

Alrededor de los doce meses llega al reconocimiento visual de sí mismo, frente a un espejo.

Alrededor de los 18 meses comienza a referirse a sí mismo, pero en tercera persona.

ETAPA DEL SÍ MISMO EXTERIOR:

Desde los 2 años hasta los 12, aproximadamente.

A esta edad ya puede dar información de sí mismo. Poco a poco va agregando elementos y precisión a su visión de sí mismo. Comienza a evaluarse en un sentido positivo y negativo.

Esta etapa es crucial desde el punto de vista de la imagen personal, porque es la más abierta a la entrada de información. Las experiencias de éxito y fracaso y las interacciones con los adultos son decisivas. Por eso es muy importante que los educadores sean lo más positivos posibles al dar al niño retroalimentación acerca de sí mismo.

Al principio de esta etapa, el niño se define a sí mismo y se diferencia de los otros por sus rasgos físicos. Entre los 8 y 9 años comienza la definición personal, basándose en algunos rasgos psicológicos. A esta edad se hacen evidentes los sentimientos de estar avergonzado u orgulloso de sí mismo. El sentimiento de sí mismo que se adquiere en esta etapa resulta difícil de modificar posteriormente.

Al final de la etapa hay un aumento de la autoconciencia: presentan un mayor reconocimiento de sí mismos y una mayor conciencia de cómo son percibidos por los otros.

ETAPA DEL SÍ MISMO INTERIOR:

Desde los 12 años en adelante.

  El adolescente busca describirse a sí mismo en términos de identidad y esta definición se va haciendo cada vez más diferenciada y menos global. Este proceso comienza alrededor de los 12 años y a través de él se intenta responder a la pregunta:"¿quién soy yo?.

  Los cambios cognitivos, a partir de los 15 años, especialmente en relación al pensamiento abstracto y crítico, afectan su autoconcepto. Esta etapa es muy vulnerable en términos de autoestima, tanto por el propio cuestionamiento personal como por la influencia de la crítica externa. Una vez que comienza a diferenciar su yo como una realidad diferente de las otras personas, empieza también a percibir los efectos que sus acciones despiertan en las personas que lo rodean y, los demás comienzan a ser como espejos que lo reflejan y le dan información significativa acerca de sí mismo.

 

 

 

 

 

INDICADORES DE AUTOESTIMA POSITIVA

EN RELACIÓN A SÍ MISMO:

SI

NO

Tiene una actitud de confianza frente a sí mismo.

Actúa con seguridad.

Se siente capaz y responsable por lo que siente, piensa y hace.

Es una persona integrada, que está en contacto con lo que siente y piensa.

Tiene capacidad de autocontrol.

Es capaz de autorregularse en la expresión de sus impulsos.

EN RELACIÓN A LOS DEMÁS:

SI

NO

Es abierto y flexible en relación a los demás.

Tiene una actitud de valoración de los demás y los acepta como son.

Es autónomo en sus decisiones.

Le es posible disentir sin agredir.

Toma la iniciativa en el contacto social.

Es buscado por sus compañeros porque resulta atrayente.

Su comunicación con los otros es clara y directa.

Tiene una actitud empática; se conecta con las necesidades de los demás.

Establece relaciones adecuadas con sus profesores y/o con otros adultos.

FRENTE A LAS TAREAS Y OBLIGACIONES:

SI

NO

Asume una actitud de compromiso, se interesa por la tarea y es capaz de orientarse por las metas que se propone.

Es optimista en relación a sus posibilidades para realizar sus trabajos.

Se esfuerza y es constante a pesar de las dificultades.

No se angustia en exceso frente a los problemas, pero se preocupa por encontrar soluciones.

Percibe el éxito como el resultado de sus habilidades y esfuerzos.

Cuando se equivoca es capaz de reconocerlo y de enmendar sus errores.

Su actitud es creativa. Es capaz de asumir los riesgos que implica una tarea nueva.

Es capaz de trabajar en grupo con sus compañeros.

 

  

INDICADORES

SI

NO

 

A) Actitud excesivamente quejumbrosa y crítica.

  A través de quejas y críticas buscan la atención y la simpatía de los otros. Asumen una posición de víctimas. 

 

 

B) Necesidad compulsiva de llamar la atención.

  Suelen interrumpir, de manera inapropiada, para que los demás se fijen en lo que están haciendo o pensando. Normalmente no le hacen caso y reciben respuestas negativas, con lo que al no quedar satisfecho su actitud demandante aumenta. 

 

 

D) Actitud inhibida y poco sociable.

  Tienen mucha dificultad para hacer amigos íntimos. Responden de forma poco activa a las demandas de los demás, sus compañeros tienden a ignorarlos al ser aburridos para los otros niños. 

 

 

E) Temor excesivo a equivocarse.

  El temor a no tener éxito los paraliza. Prefieren decir "no sé" cuando se les pregunta algo si no están completamente seguros de la respuesta. Están convencidos de que cometer una equivocación equivale a una catástrofe. 

 

 

F) Actitud insegura.

  Confían poco en sí mismos. Tienen temor a hablar en público y un marcado sentido del ridículo. 

 

 

G) Ánimo triste.

Muestran un sentimiento general de tristeza, sonríen con dificultad, les falta espontaneidad y aparecen como poco vitales en relación a sus compañeros. Actitud resignada. 

 

 

H) Actitud perfeccionista.

Rara vez están contentos con lo que hacen. Se muestran disconformes con lo realizado y una marcada resistencia a permitir que los demás vean lo que han hecho. Aunque sus trabajos son de buena calidad, son muy lentos y no alcanzan a terminarlos.

 

 

I) Actitud desafiante y agresiva.

Encubren su frustración y su tristeza con sentimientos de rabia. El temor a la falta de aprobación lo compensan transformando su inseguridad en una conducta agresiva.

 

 

J) Actitud derrotista.

Se autoperciben como fracasados. Imaginan que ante cualquier tarea sus resultados van a ser deficientes, por lo que muchas veces ni siquiera la inician. 

 

 

K) Necesidad compulsiva de aprobación.

Quieren ser constantemente aprobados por todos. Necesitan reconocimiento por cada logro y buscan permanentemente la atención de los adultos, dependiendo de ellos para su valoración personal. 

 

 

DIMENSIONES DE LA AUTOESTIMA

Nombre:______________________________________________________________

DIMENSIÓN FÍSICA:

Observaciones

. Sentirse atractivo/a físicamente

. Sentirse fuerte y capaz de defenderse (niños).

. Sentirse armoniosa y coordinada (niñas).

DIMENSIÓN SOCIAL:

. Sentirse aceptado o rechazado por los iguales.

. Sentirse parte de un grupo.

. Enfrentar con éxito diferentes situaciones sociales:

. ser capaz de tomar la iniciativa.

. ser capaz de relacionarse con personas del sexo opuesto.

. solucionar conflictos interpersonales con facilidad.

. Sentirse solidario.

DIMENSIÓN AFECTIVA:

. simpático o antipático.

. estable o inestable.

. valiente o temeroso.

. tímido o asertivo.

. tranquilo o inquieto.

. buen o mal carácter.

. generoso o tacaño.

. equilibrado o desequilibrado.

DIMENSIÓN ACADÉMICA:

. autopercepción de enfrentar con éxito las situaciones escolares:

. capacidad de rendir bien.

. capacidad de ajustarse a las exigencias escolares.

. sentirse inteligente.

. sentirse creativo.

. sentirse constante.

DIMENSIÓN ÉTICA:

. sentirse una persona buena y confiable.

. sentirse responsable o irresponsable.

. interiorización de los valores y las normas:

. compartir valores.

. sentirse bien o mal cuando trasgrede las normas.

. sentirse bien o mal cuando es sancionado.

. sentirse cuestionado en su identidad cuando actúa mal.

 

 ESTRATEGIAS PARA DESARROLLAR LA AUTOESTIMA DE LOS ALUMNOS

 Estrategias como las siguientes pueden ser útiles para favorecer la autoestima de los alumnos:

 - Generar un clima emocional cálido, participativo, interactivo, donde el aporte de cada uno pueda ser reconocido. Fomentar especialmente el trabajo en grupos durante la clase.

 - Mostrar confianza en las capacidades de los niños y en sus habilidades para enfrentar y resolver problemas y dificultades en distintas materias o situaciones.

 - Ser efusivo y claro al reconocer lo que los niños han hecho correctamente. Si no han cumplido como esperaba, darles una nueva oportunidad explicando un poco más lo que se espera de ellos.

 - Generar un clima que posibilite la creatividad. Cuando los niños tienen espacio pueden ser muy creativos y en todas las asignaturas es posible dar un espacio para la creatividad. Por ejemplo, en ciencias sociales, la representación grupal de hechos históricos, además de asegurar una mayor huella en la memoria, resulta tanto más entretenida y creativa que una exposición hecha por el profesor/a. Lo mismo sucede con un experimento realizado en ciencias naturales. Éste le dará al niño una sensación de competencia que difícilmente conseguirá leyendo su libro de texto.

 - Usar frecuentemente el refuerzo de los logros de los alumnos frente al grupo. Es importante reconocer logros reales, que sean sentidos como algo especial y único por el alumno, permitiéndole así procesarlos como éxitos personales.

 - Incentivar a los alumnos a asumir responsabilidades; esto les demostrará que se confía en ellos. Las responsabilidades asignadas deben ser posibles de cumplir por los niños.

 - Poner exigencias y metas al alcance de los niños, y que estas metas puedan ser alcanzadas con un esfuerzo razonable.

 - Es importante evitar la crítica, ya que ella va socavando permanentemente la valía de cada persona y tiene efectos negativos en la imagen personal disminuyendo la confianza en sí mismo.

 - Evitar las normas y deberes inflexibles, así como el perfeccionismo, porque no dan libertad ni respiro, y hacen que los niños se sientan permanentemente agobiados y con la sensación de no haber logrado nunca las metas.

 - Si se viven como imperativos morales cuestiones de gusto o de necesidad personal de los adultos, los niños verán amenazada su autoestima. Por ejemplo, si un profesor/a hace sentirse malo a un niño porque se le olvidaron sus tareas; o si hace sentir moralmente mal a un niño bullicioso, porque el profesor quiere tranquilidad.

 - Los padres o profesores tienen que diferenciar entre una conducta y la identidad (la persona). Si no se hace así, el niño no sólo procesa que ha tenido una conducta equivocada, sino que siente que él, como persona, es malo. Por ejemplo, es preferible decir "ordena tu escritorio" que retar diciendo "eres un desordenado".

 - Evitar los mensajes reiterativos sobre características negativas del niño. Esto hace que el niño empiece a pensar que él es malo o que casi todo lo hace mal. Si la crítica o el castigo van acompañados de una actitud de enojo, rechazo o amenaza, aumentan sus efectos, así como la sensación de inseguridad que desarrolla el niño.

 - Fomentar actividades, juegos, etc., en las que los niños aprendan a decirse cualidades positivas, resaltando todo lo bueno que hay en ellos y evitando decirse las características negativas.

 

 

 

 

 

 

 

CUESTIONARIO

 

PARA APRECIAR LA HABILIDAD DEL PROFESOR EN EL FOMENTO DE LA AUTOESTIMA DE SUS ALUMNOS

 

 

 

 

ITEM

S

I

E

M

P

R

E

F

R

E

C

U

E

N

T

O

C

A

S

I

O

N

A

L

M

N

U

N

C

A

01. Dejo tiempo para que los niños expresen sus preocupaciones e intereses.

02. Doy reconocimiento verbal a las características personales positivas de los niños que más lo necesitan.

03. Utilizo estrategias que permitan a los niños sentirse eficaces.

04. Evito criticar en público a los niños.

05. Me preocupo de crear un ambiente grato en la clase.

06. Diseño actividades que faciliten el que los niños se expresen características positivas unos a otros.

07. Genero actividades grupales que permiten la participación activa de los niños.

08. Cuando un niño me da problemas, tiendo a pensar "¿qué problemas puede tener?", más que "¿cómo castigarlo?".

09. Ayudo a los niños a parcelar sus metas de modo de que puedan sentir que logran lo que se proponen.

10. Evito situaciones en que los niños se sientan avergonzados públicamente.

11. Me preocupo de hacer actividades que los niños puedan recordar como entretenidas y significativas.

12. Me preocupo de hacer clases que motiven a los niños, promuevan su participación y su interés por aprender.

13. Cuando riño a los niños, me preocupo de descalificar el hecho, pero no a la persona.

14. Evito que el niño se sienta malo y culpable cuando ha actuado mal.

15. Tengo una imagen clara de las características personales de mis alumnos.

16. Cuando un niño tiene una historia de fracasos, me preocupo de generar situaciones en que sea altamente probable que tenga éxito.

17. Doy oportunidades para que los alumnos deban tomar decisiones y no sólo seguir órdenes.

18. Acepto y aliento que los niños tengan posturas (pensamiento, ideas) diferentes.

19. Ayudo a los niños a atribuir sus éxitos a sus capacidades y a su esfuerzo.

20. Programo actividades que faciliten la integración de los niños más aislados o rechazados del grupo.

21. Diseño actividades que permitan a los niños expresar y mostrarse emocionalmente.

22. Evito situaciones que generen la expresión de sentimientos negativos entre los niños.

23. Fomento el contacto del niño con realidades que le permitan percibir modelos diferentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Evaluación:

 

- Sobre 46 puntos: felitaciones, usted se precupa de la autoestima de sus alumnos.

- Entre 35 y 45 puntos: Bien, puede mejorar.

- Menos de 36 puntos: Haga un esfuerzo por ser más positivo.

 

 

 

 

 

 

 

ACTIVIDADES

 

 

PARA

 

 

DESARROLLAR

 

 

 

LA AUTOESTIMA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. MI AUTORRETRATO

 

Se pide a los niños dibujar y pintar un dibujo de sí mismo (autorretrato).

 

Escribir al lado del dibujo, las características más importantes que cada uno percibe que tiene.

 

Intercambiar con otros compañeros el trabajo realizado, comentando las características comunes que puedan haber entre ellos.

 

 

2. LO QUE MÁS ME GUSTA HACER

 

Se pide a los niños que dibujen lo que prefieren hacer o escribir una lista de actividades que les guste realizar.

Compartir con los demás el trabajo realizado.

 

3. SOY BUENO PARA...

 

Se pide a los niños que piensen en tres o cuatro cosas para las que crean que tienen facilidades, sepan hacer bien o se sientan buenos.

 

Se les invita a compartir con el grupo lo que han pensado o escrito.

 

El tutor les habla de la dificultad que tenemos para encontrar cosas buenas en nosotros mismos y lo positivo que resulta conocer nuestras habilidades.

 

4. SE BUSCA

 

Utilizando características positivas de los alumnos, el tutor describe a uno de ellos , por ejemplo:

Se busca una persona que...

- se ríe mucho.

- tiene el pelo negro.

- es bueno para las matemáticas.

- es amable.

¿Quién es?

Proponer a algunos niños que efectúen ellos mismos las descripciones.

 

5. REÍR CON GANAS

 

Pedir a los niños que se queden tranquilos, cierren los ojos o se recuesten sobre el pupitre y piensen en una situación personal o escolar en que cada uno se haya reído mucho.

 

Pedirles que la dibujen o la describan.

 

Quienes lo deseen pueden contarla a sus compañeros.

 

6. CHISTES

 

A los niños les gusta contar chistes y reírse en grupo. Organizar la clase en cuatro o cinco grupos y que entre ellos se cuenten chistes.

 

En cada grupo los niños eligen los dos mejores chistes para contarlos a la clase.

 

El tutor explica la importancia de reírse "con los otros" y no "de los otros". Después de reírse juntas, la gente se siente más cercana, con más ternura e intimidad.

 

 

7. EL DÍA DE...

 

Una vez a la semana se celebra en la clase el día de un niño del grupo. Puede coincidir o no con la fecha de su cumpleaños.

 

Ese día, todos le regalan un dibujo de él o ella, con una dedicatoria, hecho por cada compañero/a, confeccionándose un ÁLBUM con todos los dibujos como regalo.

 

 

 

 

 

 

 

 

8. ASÍ ME VEN MIS COMPAÑEROS

 

En esta ocasión toda la clase trabaja acerca de un niño/a. Cada uno piensa características positivas del compañero/a elegido, realizando un dibujo y frases que se le van a dedicar.

En una cartulina, se pega en el centro una foto y cada niño va pegando alrededor lo que haya elaborado.

Se le pone un título, por ejemplo, DANI GONZÁLEZ, VISTO POR EL 4º A.

Importante que la actividad sea rotativa durante el curso.

 

 

9. CUENTO

 

Se forman grupos de 4 o 5 niños.

Los niños se ponen de acuerdo sobre el tema del cuento.

Cada uno va diciendo una frase en relación al tema. Uno hace de anotador y va recogiendo lo que se invente. Por ejemplo, uno dice: "Había una vez un niño triste...". El siguiente dice:"Estaba triste porque no sabía dónde ni cómo encontrar un amigo...". Otro sigue: "Un día...". Hasta que se forma la historia.

Se lee el cuento en voz alta y se va corrigiendo, si es necesario. Una vez terminado se hace la exposición a toda la clase y, por último, se colocan en un tablón o mural a la vista de todos.

Los temas de los cuentos pueden estar relacionados con la amistad: un buen compañero, la soledad, las peleas, etc.

 

 

10. MIS METAS

 

Hablar con los niños sobre la importancia de las metas para tener éxito. Que cada uno hable de sus metas a corto plazo y para el futuro.

Pedir que completen las siguientes oraciones:

 

-Si me esfuerzo, yo voy a poder..................................................................

- Si pido ayuda, podré................................................................................

- A mí me gustaría lograr............................................................................

- A mí me gustaría poder............................................................................

- A mí me gustaría conseguir......................................................................

- Si cambio, voy a poder............................................................................

- Si me concentro, lograré..........................................................................

- Si soy constante, podré...........................................................................

- Si me atrevo, podré intentar.....................................................................

11. MI FAMILIA

 

Cada alumno piensa en algo que encuentra positivo en su vida familiar.

 

Se pide a los niños que quieran hacerlo, que relaten lo que les gusta de su familia.

 

El profesor pide a los alumnos que escriban o dibujen lo positivo de su familia para llevarlo cada uno de regalo a sus familiares.

 

 

 

12. A MÍ ME GUSTARÍA

 

Antes de alguna reunión de padres, el profesor pide a los niños que, en forma anónima, dibujen o escriban algo que les gustaría pedirle a su familia, o hacer con ella. Con este material, los niños preparan un collage colectivo.

 

En la reunión de padres, se leen las peticiones hechas por los niños, sin que se sepa quién las hizo. Dar tiempo a los familiares para observar el collage con las peticiones de los niños, permitiendo que conversen libremente sobre ellas.

 

 

 

13. LÍMITES Y NORMAS

 

Pensar con los niños cuáles son los principales límites y normas de la clase y/o del colegio y qué pasa si no se cumplen.

 

Dividir la clase en 5 grupos. Cada grupo elige dos límites o normas que parezcan ser los más importantes, los escriben en una tarjeta y anotan también las consecuencias si no se cumplen.

 

Luego se reúnen todas las tarjetas, se pegan en un gran papel o en un tablón y se forma el decálogo de la clase.

 

Conversar y analizar con los niños la forma en que se harán cumplir estas normas.

 

 

 

 

14. A MIS PROFESORES LES GUSTA Y LES MOLESTA...

 

Pedir a los niños que pinten con verde los cuadrados que describen actitudes y conductas que al profesor/a le gustan, y con rojo los que le molestan.

 

¨ Distraerse ¨ Ser respetuosos ¨ Trabajar lento

 

¨ Hacer sus tareas ¨ Pelear con otros ¨ Cumplir con su trabajo

 

¨ Ser insolentes ¨ Tener interés ¨ Tardar en obedecer

 

¨ Participar ¨ Poner atención ¨ Reir sin motivo

 

¨ Estudiar ¨ Conversar cuando la profesora habla.

 

¨ Estar tranquilo

 

Comentar con ellos porqué a los profesores les gustan esas actitudes o conductas y porqué les molestan las otras.

 

15. MIS OCUPACIONES FUTURAS

 

 

 

Iniciar con los niños una amplia conversación sobre la amplia gama de ocupaciones que pueden tener cuando sean grandes.

 

Pedirles que escriban y/o dibujen acerca de las ocupaciones que les parezcan atractivas.

 

Mis ocupaciones futuras:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

16. PORTARSE BIEN ES...

 

Para que los niños acepten límites y sean disciplinados y obedientes, es importante que sepan claramente qué es portarse bien y lo puedan definir concretamente.

Estas actividades pueden ayudar a reflexionar sobre qué es portarse bien y cómo se espera que el niño o la niña se porten en la clase.

 

Subrayar las palabras que tienen que ver con portarse bien:

Portarse bien es...

 

Ayudar en clase Desordenar

Ayudar Poner atención

Quedarme tranquilo Participar en clase

Hacer ruidos Estar callado

Interesarme Enojarme

Cumplir con los trabajos Pelear con otros niños

Conversar Dar buenas ideas

Obedecer Hacer las tareas

Tener interés por aprender Reírme de otros

Ser insolente Prestar mis cosas

 

Completar estas oraciones:

 

Yo me porto bien porque_________________________________________

 

A mí me gusta portarme bien cuando_______________________________

 

Cuando a mí me retan___________________________________________

 

A veces yo siento que no puedo___________________________________

 

Cuando peleo__________________________________________________

 

Cuando me ponen una mala nota, en mi casa________________________

 

Cuando me ponen una buena nota, mi familia siente___________________

 

A veces me porto mal porque______________________________________

 

Cuando logro lo que me propongo, me siento_________________________

 

 

 

17. QUÉ ES IMPORTANTE PARA MÍ

 

Motivar a los niños acerca de lo importante que es conocer sus propios gustos, intereses, prioridades y, desde ellos, pensar en el futuro.

Reconocer cosas importantes para ellos, marcando las elegidas dentro de esta lista.

 

Qué es importante para mí

 

Estar con personas Que me miren

Escribir El contacto con los animales

Jugar con máquinas Estar en un ambiente limpio y ordenado

Estar solo Conversar

Leer libros Ayudar a los demás

Tocar un instrumento musical Dibujar y expresarme en arte

Estar al aire libre Bailar

Cuidar enfermos El contacto con la naturaleza

Hacer deporte Escuchar música

Ir al colegio Que me tomen en cuenta

Descansar Saber cosas nuevas