Estás en:

  • Inicio

Gabinete de prensa - Noticias

La Consejería de Sanidad insiste en la importancia de la información y las vacunas al viajar a países exóticos


09/07/2005 11:21:00

La Unidad de Enfermedades Infecciosas y Medicina Tropical del Hospital Insular de Gran Canaria ha visto 750 casos de enfermedades tropicales no graves en los últimos 7 años, de los cuales el 50% corresponde a viajeros

Una de cada 10 personas que realiza una viaje a un país de África, Asia y Sudamérica regresa con algún problema de salud que, sin embargo, no reviste gravedad, ya que se trata de problemas digestivos o episodios de diarrea, generalmente derivados del consumo de agua o alimentos en mal estado. Para evitar correr riesgos innecesarios, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recomienda informarse en las semanas previas al viaje a un país de características tropicales a través de los Centros de Vacunación Internacional (CVI), donde es posible conocer las medidas preventivas que el viajero debe adoptar y la situación sanitaria del país de destino. Los CVI están distribuidos por todo el territorio nacional, dependen de Sanidad Exterior -departamento responsable de las actividades en materia de vigilancia y control de los posibles riesgos para la salud derivados de la importación, exportación o tránsito de mercancías, así como del tráfico internacional de viajeros- y son competencia exclusiva del Estado. Los Centros de Vacunación Internacional designados en Canarias son, en Tenerife: Rambla General Franco, 169, Santa Cruz de Tenerife. Teléfono: 922 99 92 10, Fax: 922 24 14 56. En Las Palmas de Gran Canaria: Calle Juan Domínguez Pérez, s/n (Acceso al Cebadal), Las Palmas de Gran Canaria, Teléfono: 928 99 91 17/18, Fax: 928 46 20 84. En Lanzarote: Dirección Insular de la Administración del Estado: Calle Blas Cabrera Felipe, nº6, Arrecife. Teléfono: 928 59 71 71. La función de los CVI es la de información y atención integral al viajero internacional, a través de consejos sanitarios, administración de vacunas y demás medidas preventivas necesarias. Unidad de Medicina Tropical Para reforzar la asistencia, investigación y docencia en enfermedades tropicales existen también las unidades de Medicina Tropical, cuyo objeto es afrontar debidamente estas patologías en el ámbito de la movilidad internacional y establecer los adecuados mecanismos de prevención. En Canarias existe una de estas unidades en Gran Canaria, denominada Unidad de Enfermedades Infecciosas y Medicina Tropical, y ubicada en el Hospital Insular de Gran Canaria. Según especifica el jefe de esta Unidad, José Luis Pérez Arellano, uno de cada 10.000 viajeros debe ser evacuado del lugar adonde viajó y una de cada 100.000 personas que contrae alguna enfermedad en un viaje a estas áreas del mundo corre riesgo de fallecer. En los últimos siete años, la Unidad de Enfermedades Infecciosas y Medicina Tropical del Hospital Insular de Gran Canaria ha visto 750 casos de enfermedades tropicales no graves, de los que el 50% corresponden a viajeros y el porcentaje restante a inmigrantes. Pérez Arellano insiste en que lo más aconsejable es consultar al médico de cabecera antes de viajar y tomar las medidas necesarias para prevenir cualquier contagio mediante consejos de salud, vacunas o medicamentos para prevenir la malaria. Vacunación obligatoria Es aconsejable que los viajeros tengan actualizado su calendario vacunal sistemático, no obstante, existen dos tipos de vacunas obligadas para cuando se viaja a todas las zonas de África, Centro y Sudamérica y Asia: la hepatitis A (la infección más común entre los viajeros internacionales) y la fiebre tifoidea (enfermedad de distribución mundial). Ambas enfermedades se propagan a través del agua y los alimentos contaminados. Sin embargo, la enfermedad más importante a prevenir en los viajeros, tanto por su frecuencia como por su gravedad es la malaria o paludismo, una enfermedad parasitaria potencialmente grave, muy extendida en casi todos los países tropicales y que se trasmite por la picadura de mosquitos infectados, en concreto, el mosquito Anopheles, que al picar inyecta el parásito de la malaria en la sangre, manifestándose con primeros síntomas como escalofríos o fiebre elevada. La enfermedad, a veces, se hace evidente al cabo de un año. Si se viaja al África Subsahariana o a la Amazonia también hay que prevenir la fiebre amarilla, enfermedad vírica infecciosa para la que se dispone de vacuna que inmuniza durante diez años, y es requerida para entrar en países donde la enfermedad es endémica. Consejos básicos para viajeros internacionales Es importante atender a las recomendaciones sanitarias de la OMS para prevenir estas enfermedades, la mayoría fácilmente evitables si se siguen unos consejos básicos. 1. No dejar para el final los aspectos sanitarios del viaje. Visitar lo antes posible un CVI. 2. En caso de padecer alguna enfermedad, visitar al médico para que le facilite un informe actualizado, llevar cantidad suficiente de medicación o asegurarse de que puede adquirirla en el país de destino. 3. Informarse del sistema local de asistencia sanitaria al país donde viaja y conocer la extensión de la cobertura de su seguro. Para recibir información al respecto hay que acudir a las direcciones provinciales del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), que indica los acuerdos que tiene España con otros países sobre prestaciones de asistencia. 4. Es útil portar un pequeño botiquín con material de cura y algunos medicamentos para síntomas menores como analgésicos. 5. Abstenerse de beber agua que no esté embotellada o previamente hervida, evitar los cubitos de hielo, consumir fruta previamente lavada y tener precaución con los alimentos en general son los principales consejos que aportan los expertos. 6. Utilizar siempre calzado cuando se esté en la playa, llevar ropa de colores claros y resguardarse en las horas de mayor sol. 7. Evitar las picaduras de mosquitos, para lo que se aconseja utilizar repelentes al amanecer y anochecer, ya que en algunos casos son causa de transmisión de enfermedades como el paludismo y el dengue. 8. Las altas temperaturas de los países tropicales favorecen la infección por bacterias, virus y parásitos, lo que puede provocar, si no se toman precauciones, serios problemas de salud. 9. También se aconsejan medicamentos antimaláricos, que aunque no ofrecen una protección absoluta, resultan los más adecuados ya que no existe vacuna contra la malaria.


Publicaciones

© Gobierno de Canarias