Servicio Canario de Salud

Asistente virtual

Estás en:

Efectividad y coste-efectividad de la tartrectomía en diferentes grupos poblacionales.

Título completo: Efectividad y coste-efectividad de las diferentes modalidades organizativas para la provisión de cuidados paliativos.

Código: SESCS Num. 2006/06

Autores: Gómez Santos G, Vázquez García-Machiñena J, Duque González B, Ramallo Fariña Y, Serrano Aguilar P.

Resumen

Antecedentes:
Es frecuente que muchos odontólogos o higienistas dentales oferten servicios de tartrectomía y pulido a sus pacientes en intervalos regulares, independientemente de que algunos pacientes presenten un bajo riesgo de contraer enfermedad periodontal. En la actualidad continúa abierto el debate acerca de la efectividad clínica y costo-efectividad de la “tartrectomía y pulido sistemático” y la frecuencia óptima con la cual debería proporcionarse, en el caso de que se demostrara su utilidad.

Objetivos:
El Ministerio de Sanidad y Consumo español ha requerido actualizar la evidencia científica disponible sobre los posibles efectos beneficiosos y/o perjudiciales de la tartrectomía y pulido sistemático para la salud periodontal en diferentes grupos de edad y géneros, con especial interés en mujeres gestantes. Otro objetivo ha sido el de determinar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la tartrectomía y pulido sistemáticos en diferentes intervalos sobre la salud periodontal; así como comparar los efectos de la tartrectomía y pulido sistemático proporcionados por dentistas o por parte de otros profesionales complementarios a la odontología (PCO) (terapeuta dental o higienista dental).

Estrategia de búsqueda:
Esta revisión se ha desarrollado sobre otra previamente realizada por la Colaboración Cochrane. Se realizaron búsquedas en Medline, CENTRAL y Embase para actualizar dicha revisión y se añadieron nuevas bases de datos (CINAHL y CRD). Se revisaron las listas de referencias de los artículos pertinentes y cuando fue posible se estableció contacto con los autores de los estudios elegibles para identificar ensayos y obtener información adicional. Fecha de las búsquedas más recientes: julio de 2006.

Criterios de selección:
Se seleccionaron los ensayos que cumplían los siguientes criterios: diseño - asignación de participantes al azar; participantes - cualquier paciente con dientes permanentes erupcionados que recibió “tartrectomía y pulido sistemático” (según se define en esta revisión); intervenciones - “tartrectomía y pulido sistemático” (según se define en esta revisión) y tartrectomía y pulido sistemático proporcionado en diferentes intervalos de tiempo; resultados - pérdida de dientes, placa, sarro, gingivitis, hemorragia e índices periodontales, cambios en la profundidad de bolsa, pérdida de fijación, resultados basados en el paciente y resultados económicos.

Recopilación y análisis de datos:
Dos revisores extrajeron de manera independiente y por duplicado la información con respecto a los métodos, los participantes, las intervenciones, las medidas de resultados utilizadas y los resultados obtenidos. Se realizó una evaluación de la calidad de los nuevos ensayos incluidos. Se aplicaron las recomendaciones estadísticas de la Colaboración Cochrane y se calcularon las diferencias de medias estandarizadas y las diferencias de medias ponderadas, según correspondiera, mediante modelos de efectos aleatorios.

Resultados principales:
Se incluyeron nueve estudios en esta revisión. De éstos, ocho habían sido previamente incluidos en la revisión Cochrane y se caracterizaron por la presencia de algún tipo de sesgo. Esta actualización incorpora un nuevo artículo de buena calidad metodológica. Dos estudios de boca dividida proporcionaron datos para la comparación entre la tartrectomía y pulido versus ninguna tartrectomía y pulido. Un estudio, que incluyó pacientes que asistían a un programa de visitas de control después del tratamiento periodontal, no encontró diferencias estadísticamente significativas para las medidas de resultados sobre la placa, gingivitis y pérdida de fijación entre las unidades experimentales y de control en cada punto temporal durante el ensayo de un año. El otro estudio, que incluyó adolescentes, en un país en desarrollo con nive les existentes de sarro altos que no habían recibido tratamiento dental durante por lo menos cinco años, observó diferencias estadísticamente significativas en las puntuaciones de sarro y gingivitis (hemorragia) entre las unidades de tratamiento y control a los 6, 12 y 22 meses (a favor de las “unidades de tartrectomía y pulido”) después de una única tartrectomía y sobre las unidades de tratamiento.
En relación a los diferentes intervalos para la aplicación de tartrectomía y pulido, se observan algunas diferencias estadísticamente significativas a favor de las aplicaciones más frecuentes: dos semanas versus seis meses, dos semanas versus 12 meses (para los resultados de placa, gingivitis, profundidad de la bolsa y cambio de fijación); tres meses versus 12 meses (para los resultados de placa, sarro y gingivitis). Un estudio proporcionó datos para la comparación entre la tartrectomía y pulido versus ninguna tartrectomía y pulido durante el embarazo. No se encontraron estudios que compararan los efectos de la tartrectomía y pulido proporcionado por dentistas o profesionales complementarios a la odontología.

Conclusiones de los autores:
Los estudios seleccionados para esta revisión ofrecen evidencias de calidad científica insuficiente, tanto para establecer conclusiones con respecto a los efectos beneficiosos y/o adversos de la tartrectomía y pulido sistemático sobre la salud periodontal de la población general, como sobre los posibles intervalos de aplicación. Un único estudio, de aceptable calidad metodológica, informa sobre posibles beneficios de la tartrectomía y pulido sobre la salud periodontal de la mujer gestante. Para informar al Ministerio de Sanidad y Consumo español sobre la utilidad y conveniencia de incluir la tartrectomía y pulido en el catálogo de prestaciones del Sistema Nacional de Salud, sería necesario disponer de más y mejores evidencias científicas sobre la efectividad real a medio-largo plazo de la tartrectomía y pulido y su coste-efectividad frente a los procedimientos de higiene buco-dental habituales. Sin embargo, la actualización de la revisión sistemática previamente efectuada por la Colaboración Cochrane ha puesto claramente de manifiesto que esta cuestión no está entre las prioridades de investigación actuales. A la luz de los resultados obtenidos, no puede recomendarse la inclusión de la tartrectomía y pulido como una prestación para la población general. Sería razonable comisionar un ensayo específicamente diseñado sobre estas cuestiones, en el caso de que se requiriera abordar la toma de decisiones sobre la inclusión o no de esta prestación en el Catálogo de Prestaciones del Sistema Nacional de Salud en determinados grupos de edad (mujer gestante).

© Gobierno de Canarias