Página principal SCS

Gobierno de Canarias  
.
EL CÁNCER ORAL
 Introducción

El cáncer oral representa más del 2% de todos los cánceres y 1,5% de todas las muertes relacionadas con cáncer, una tasa elevada si se considera el tamaño de la boca en relación con el resto del cuerpo.

Dado que la detección precoz mejora muchísimo la probabilidad de curación, el examen para detectarlo debe formar parte integral de las pruebas médicas y odontológicas. Los crecimientos cancerosos de menos de 1,5 cm de diámetro son generalmente curables.

Desafortunadamente, la mayoría de los crecimientos cancerosos no se diagnostican hasta que han crecido y se han extendido a los ganglios linfáticos situados debajo de la mandíbula y en el cuello.Debido a la detección tardía, el 25% de los casos de cáncer de boca son mortales.

 Factores de riesgo

Un factor hereditario, aunque todavía poco conocido, hace que ciertas personas sean más susceptibles al desarrollo del cáncer oral.

El tabaco y el alcohol constituyen los dos mayores factores de riesgo controlables en el desarrollo del cáncer oral. El hábito del tabaco, incluido fumar cigarrillos (especialmente más de 2 paquetes por día), cigarros o pipa, masticar tabacoy aspirar tabaco en polvo por la nariz representa el 80 a 90% de todos cánceres orales.Son igualmente peligrosos los cigarros y cigarrillos como factores de riesgo en el desarrollo de cáncer oral, seguidos en orden descendente por el tabaco de mascar y fumar en pipa.

El abuso crónico del alcohol (especialmente más de 6 copas diarias) aumenta el riesgo de cáncer oral.Es probable que la causa del cáncer se deba a la combinación de alcohol y tabaco, más que a uno de estos factores por separado.Existe alguna evidencia de que el alcohol presente en los colutorios puede contribuir al cáncer oral.Por lo tanto, las personas que fuman y beben alcohol deben escoger un enjuague que contenga la menor concentración de alcohol (indicado en el prospecto).

Las personas que hayan padecido cáncer oral están sujetas al riesgo de una recidiva.La predisposición hereditaria puede contribuir a las recidivas, al igual que la radiación utilizada en el tratamiento de cáncer.Las personas que persisten en el hábito del tabaco y el alcohol, después de desarrollar cáncer oral, tienen más del doble de posibilidades de desarrollar un segundo cáncer oral que el resto de la población (30% vs 12%).

Otros factores que se suman al riesgo de cáncer oral incluyen las irritaciones repetidas que puedan causar los bordes de un diente roto, empastes o prótesis dental (dentadura postiza).Una sífilis que no se haya tratado durante muchos años puede dar lugar a cáncer de la lengua, el único cáncer que se forma en la parte superior de la lengua. La lesión solar puede causar cáncer de los labios.

Cerca de dos tercios de los casos de cáncer de la boca afectan a los varones, pero el hábito del tabaco entre las mujeres, cada vez más extendido durante las últimas décadas, hace que esta diferencia de géneros vaya desapareciendo gradualmente.Como en la mayoría de los cánceres, el riesgo aumenta con la edad.

 Tipos de cáncer oral

El carcinoma de células escamosas es el tipo más frecuente de cáncer oral. Casi el 40% de los carcinomas de células escamosas afectan el labio inferior; Muchos de los demás afectan el suelo de la boca o la lengua.Estos cánceres forman un bulto duro o una llaga con bordes firmes (úlcera) que puede sangrar de forma intermitente.Las zonas afectadas pueden aparecer blancas, rojas o una combinación de ambos colores, y pueden ser lisas o elevadas.

Otro tipo de cáncer, denominado carcinoma verrugoso, aparece en la mucosa como una superficie blanca estriada.

Otros tipos de cáncer son menos frecuentes, como el melanoma maligno y el sarcoma de Kaposi.El melanoma maligno se suele asociar con antecedentes de quemaduras solares y ocurre en la superficie de la piel.Sin embargo, en algunas ocasiones ocurre en la boca, y es más frecuente en paladar, generalmente como resultado de la propagación desde una zona de la piel.

Con frecuencia, un melanoma maligno tiene bordes irregulares y su color va de azul oscuro o pardo a negro.No obstante, puede ser moteado, o incluso pecoso.Sangra en algunas ocasiones, como la mayoría de los cánceres.El sarcoma de Kaposi es un cáncer de los vasos sanguíneos cercanos a la piel y mucosa de la boca y de la garganta. En los enfermos de sida, cuando el sarcoma de Kaposi ocurre en la boca, suele aparecer en el paladar.En general, el tumor es púrpura o marrón y presenta una ligera elevación.

Los cánceres de las glándulas salivales son mucho menos frecuentes. El cáncer más frecuente es el carcinoma mucoepidermoide, que se forma típicamente en una glándula salival menor en la parte superior de la boca. Puede también producirse como una masa en una de las glándulas salivales mayores, ya sea debajo o detrás de la mandíbula.

Los cánceres de la mandíbula incluyen el osteosarcoma y los tumores metastásicos, que se han extendido a la mandíbula desde otra parte del cuerpo.

 Síntomas

Los cánceres orales son, por lo general, indoloros durante un período muy largo pero, a la larga, sí causan dolor. El dolor suele comenzar cuando el cáncer erosiona los nervios cercanos.Al comenzar, el dolor del cáncer de lengua o del paladar suele presentarse con la deglución, como en una inflamación de garganta.

El crecimiento inicial de los tumores de las glándulas salivales puede ser o no doloroso.Cuando estos tumores se vuelven dolorosos, el dolor puede agudizarse por la comida, que estimula la secreción de saliva.El cáncer de la mandíbula provoca a menudo dolor y parestesia.El cáncer del labio o mejilla puede volverse doloroso al principio cuando el tejido engrosado se muerda por accidente. {

Los carcinomas de células escamosas a menudo se presentan como úlceras y tienden a crecer en los tejidos subyacentes. El cáncer del labio y otras partes de la boca suele ser duro al tacto y se adhiere al tejido subyacente, mientras que la mayoría de las tumefacciones no cancerosas en estas zonas se mueven con facilidad.Una persona que masca tabaco o usa rapé puede desarrollar un bulto blanco con crestas en la parte interna de las mejillas, que puede convertirse en un carcinoma verrugoso.Los tumores cancerosos tienden a crecer rápidamente y son duros al tacto.Con frecuencia, el cáncer que comienza en las pequeñas glándulas salivales aparece como una leve tumefacción.

Las zonas descoloridas en las encías, lengua o mucosa pueden ser indicativas de cáncer.Una zona en la boca que presenta un cambio reciente a color marrón o decoloración oscura puede ser un melanoma. A veces, una zona marrón, plana y pecosa (la mancha del fumador) puede aparecer en los labios sobre el punto donde habitualmente se sostiene la pipa o el cigarrillo.{

 Diagnóstico

Se sospecha de los cánceres orales por su apariencia y síntomas. El médico debe distinguir un melanoma de la pigmentación normal o de una anomalía de coloración por otras causas. Solamente una biopsia puede determinar si la zona sospechosa es cancerosa.

Las radiografías no siempre distinguen el cáncer de mandíbula de los quistes, ni los crecimientos óseos no cancerosos, ni los cánceres que se han propagado desde otras partes del organismo. Sin embargo, las radiografías pueden mostrar bordes irregulares del cáncer de mandíbula al igual que la pérdida de parte de los dientes próximos, lo cual es característico de un cáncer de rápido crecimiento.